• 18-Dic-2018
  • ACTUALIDAD JUBILADOS
Cuál sería el impacto de un fallo supremo a favor de los jubilados

El Defensor del Pueblo de la Tercera Edad, Eugenio Semino, habló al respecto con El Intransigente y anticipó las expectativas para mañana.

La Corte Suprema de Justicia definirá este martes qué índice debe aplicar el Gobierno para actualizar los haberes de los jubilados que ganaron un juicio contra el Estado por ese motivo. En ese contexto, El Intransigente dialogó con el Defensor del Pueblo de la Tercera Edad, Eugenio Semino, sobre las expectativas que hay para mañana.

“Primero hay que circunscribir que son casos referidos a los 150 mil jubilados que están en juicio, por lo cual, si bien tiene un efecto importante desde el punto de vista de la doctrina y demás, no resuelve el problema del sistema y del resto de los jubilados”, subrayó Semino en declaraciones a este medio. 

El máximo tribunal argentino se inclinaba por apoyar el reclamo de un trabajador retirado que pide la implementación del sistema que existía antes de que se sancionara la denominada Reparación Histórica para ajustar el monto que debe cobrar mensualmente. Anteriormente, para calcular esos aumentos se aplicaba el Índice de Salarios Básicos de la Industria y la Construcción (ISBIC), pero la ANSeS comenzó a utilizar desde hace un tiempo el indicador llamado Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE).

“En definitiva lo que se pretende mañana es que se mantenga el criterio que viene sosteniendo desde el 2009. Asique el efecto más directo es obviamente para Blanco, en segundo término, para los once mil expedientes análogos que hay en la Justicia y para los 140 mil restantes que están en trámite en los distintos juzgados o cámaras”, agregó. 

“Tiene sin lugar a duda ratificarse el criterio, porque si no entraríamos en una cuestión esquizofrénica ya que de las 28 salas que hay en el país, fallan sobre seguridad social 26 que siguen este criterio y es el criterio del fallo lisch, fallo de la Corte, así que no debería haber muchas dudas, lo que puede pasar -porque así paso con otras fuentes en caso análogos en términos de la magnitud como es el caso Vagaro en los 2000- es que la Corte le dé la razón a Blanco y notifique su criterio, pero circunscriba la pretensión, esto podría ser, en meras hipótesis, decir bueno lo limito a los 11 mil expedientes que tenemos en conocimiento o lo limito a los 150 mil que están hoy en trámite en los distintos juzgados, porque ahí cumpliría con la parte técnica jurídica y el máximo tribunal siempre tienen un piso de acuerdo político de confrontación política así que puede pasar eso”, explicó. 

“No hay que olvidarse que la Corte tiene otros casos tal o más importantes que Blanco, por ejemplo, el caso Harman -que es la tasa de furtividad que tiene que tener el haber del jubilado respecto al salario activo la sala segunda fallo que tiene que ser del 70%- esto es importantísimo para el cálculo de lo que son los haberes iniciales”, añadió.

Siguiendo con las causas de la Justicia, Semino mencionó también “el caso Fernández sobre la diferencia de aplicación de la anterior ley de movilidad respecto a la actual, los puntos que han perdido de ese cambio de formula los jubilados, así que es parte de eso temas importantes que tiene que resolver la Corte”. 

Cuando se le consultó sobre las consecuencias que traería al Ejecutivo un fallo a favor de los jubilados, Semino manifestó: “El universo que hoy estaría favorecido sería el de los 150 mil que están en juicio y, por otra parte, lo que impediría la Corte es un recorte de la pretensión, porque los 700 mil juicios anteriores se pagaron con el lischfit, no es algo nuevo hoy lo que plantea el gobierno a través del recurso extraordinario, es un recorte de lo que era una jurisprudencia pacifica en ese sentido y esto implicaría un recorte de más de un 40% o promedio un 40% en lo que debieran recibir lo jubilados”. 

Respecto al porcentaje de valor adquisitivo que perdieron los jubilados este año, el defensor de los adultos mayores precisó que el cálculo “es alrededor de 25 puntos, porque el ajuste del año por ley de movilidad fue de 28.5%, la inflación calculamos la última canasta de precios de noviembre y nos dio respecto a noviembre del año pasado un 48%, los datos oficiales van a andar por ahí o un poco menos pero ahí ya teneos casi 20 puntos directos de perdida a lo cual hay que sumarle los cinco puntos estimados de pérdida del factor empalme entre las dos fórmulas, entre septiembre del 2017 y marzo del 2018”. 

“En razón de esto último, nosotros el 6 de octubre incentivamos al Ejecutivo para que recomponga esta perdida y planteamos la necesidad de un reajuste de 1.700 pesos en los meses de diciembre,  enero y febrero que llegarían a 5.100 pesos al mes de marzo, de ajuste incorporado al haber y que el mismo debe pagarse con el producido por el flujo de fondo de sustentabilidad, porque primero está el dinero", contó.

"Hay un biso de 200 mil millones de pesos y el reglamento del fondo  establece que cuando hay perdida de cuantía, acá la tenemos aprobada a esa pérdida  del poder adquisitivo, el fondo tiene que acudir en auxilio del sistema para que recuperen los beneficiarios esa perdida, así que está, la necesidad del jubilado, la plata y la norma que establece que se tiene que hacer, así que al dio de hoy y, lo seguiremos haciendo los días próximos, insistiremos en que se haga esto porque si no vemos que tenemos jubilados con la mínima de 9.300 que tienen que llegar al mes de marzo y es irrisorio, absurdo que así sea”, concluyó. 


https://www.elintransigente.com/economia/2018/12/17/cual-seria-el-impacto-de-un-fallo-supremo-favor-de-los-jubilados-530119.html

 

Dejenos su comentario