• 22-Nov-2017
  • ACTUALIDAD JUBILADOS
Reforma jubilatoria polemica

Se debe tomar en cuenta que estamos hablando de "ajuste" y no, como es necesario, de "recomposición del haber", La opinión del Defensor de la Tercera Edad en Informe Central, conducido por Tato Young por Canal A 24. Martes 22 de noviembre de 2017.

Si bien aún no se conoce el texto de la Ley de Reforma Previsional, existe un hecho objetivo y es que la sustracción de $ 110.000 millones del sistema para compensar la baja de impuestos para la coparticipación, en cualquier caso no redundará a favor de los jubilados que siguen esperando la recomposición de sus haberes. Recordamos que más de 3 millones de jubilados cobran $7.246 que no alcanzan para cubrir el 40% de su canasta básica, la que, según el cálculo que venimos realizado desde la Defensoría de la Tercera Edad, en el mes de noviembre ascendía a $ 17.523.

Se maquilla esa quita, y genera confusión toda vez que contradice al presidente de la Nación que anticipó una REFORMA ESTRUCTURAL de la Seguridad Social  con la Ley de Reparación Histórica vigente y que se sancionó en Agosto de 2016, contemplando la creación de un Consejo con un cometido de 3 años para establecer cómo debe ser  implementada. En lugar de trabajar en la construcción de dicho consejo, actualmente se cuestiona aspectos como:  la movilidad, la edad jubilatoria, las jubilaciones de privilegio, y la situación de autónomos, aspectos que si se llegan a tratar, tal como llegaron al Senado, no arrojará por resultado una reforma, sino un Frankestein, porque las cuestiones de la Seguridad Social interactúan dentro de un plexo normativo determinado, no logran impacto positivo tratadas por separado.

Semino advierte que es muy difícil prever el ajuste de jubilaciones y pensiones por inflación tal como se plantea en el Proyecto de Ley, pero se infiere que será un 50% menos que con la Ley vigente.

El nivel general de inflación no es el nivel de inflación de la canasta del jubilado, porque es una canasta específica; como ejemplo y tomando un período que abarca la administración de gobierno anterior y la presente, los medicamentos para patologías crónicas, aumentaron en 2015 - 2016 un 170% mientras que la inflación, en el mismo período, fue del 70%

La fórmula de la actual Ley que, dicho sea de paso, "no es para tirar manteca al techo", en términos futboleros fomentó que los jubilados empataran del 2009 a la fecha respecto a la inflación, porque ganaron en algunos años y perdieron en otros como en el 2014- 2016, pero entonces, se pregunta el Defensor "¿si hay empate técnico, por qué generar una nueva fórmula?". Si las jubilaciones mínimas se aumentaran el 10% en el mes de marzo estaríamos en alrededor de $ 8000, si en cambio se aumenta conforme la nueva ley estaríamos en alrededor de los $ 7.500.

La fórmula de la actual Ley está conforme lo que es la doctrina de la Corte en el Caso Badaro que contempla la variación del salario del trabajador activo. Lo que plantea el nuevo proyecto en cambio, no está enmarcado en dicha doctrina, por lo tanto se generará litigiosidad desde el Estado.

Se debe tomar en cuenta que estamos hablando de "ajuste" y no, como es necesario, de "recomposición del haber", para graficarlo: entre $ 7.500 y $ 8.000 es como discutir si le damos una o dos camisetas a alguien que tiene frío en la Antártida...se morirá igual de frío. Con cualquiera de las fórmulas presentadas, la vigente y la propuesta, los jubilados seguirán muriendo de hambre.

La sugerencia del Defensor de la Tercera Edad: seguir el ejemplo de los países que hicieron reformas estructurales, como ocurrió en 1994 en España con el Pacto de Toledo, promovido frente a una crisis y quiebra del Sistema, semejante al que atraviesa la Argentina. Para lograr el pacto, se sentaron a debatir diferentes fuerzas políticas, reconocieron el problema existente y establecieron un decálogo de la Seguridad Social. La Derecha del Partito Popular apoyó el Pacto toda vez que quería tener más consumidores en el Mercado, para lo que le convenía que pudieran incorporarse al consumo los adultos mayores que son los que más tiempo tienen para ello (comprar, ir de viaje, ver espectáculos).

Para lograr una reforma estructural, en lo que debe ponerse el eje es en cómo financiar el Sistema. Actualmente existe un 34 % de trabajo en negro que aporta cero constituyéndose en el primer tema a resolver con progresividad, pues no se logrará en un año. El otro aspecto a abordar es el de los impuestos que son los que cubren la otra mitad del sistema, siendo el impuesto qué más aporta todos los meses el IVA. En los países que hubo reforma estructural fueron reemplazando estos impuestos al consumo por rentas.

 

 

 


 

Dejenos su comentario