• 10-Mar-2021
  • ARTICULOS
Eugenio Semino, sobre las filas de adultos mayores en el Luna Park: Hubo una imprevisión

Diario Perfil

El defensor de la tercera edad pidió aumentar los centros de vacunación para evitar aglomeraciones y espera de jubilados. "Se está vacunando muy poco", criticó.

ras la polémica por la mala organización del gobierno de la Ciudad en el operativo de vacunación de adultos mayores en el Luna Park, donde este martes 9 de marzo se vieron interminables filas sin distanciamiento social y exposición al virus del mayor grupo de riesgo, el defensor de la tercera edad, Eugenio Semino, opinó en diálogo con PERFIL que se trató de “una imprevisión” de parte de las autoridades.

"Me parece que hubo una imprevisión porque no se interpretaron dos cuestiones que son centrales: la enorme ansiedad que hay por la vacuna, por lo cual aunque dieron turnos con horarios precisos la gente fue antes o más tarde, y ahí ya hubo una aglomeración temporaria importante. Y el otro tema es que el adulto mayor, sobre todo en este segmento, que es que son los más añosos, van acompañados, y a veces de más de una persona por problemas de movilidad. La presencia en el lugar se triplicó”, analizó.

Nosotros hemos planteado la necesidad de aumentar los lugares de vacunación, y esto no excluye responsabilidades de lo acontecido", sostuvo.

En la tarde de este martes, el Ministerio de Salud porteño conducido por Fernán Quirós informó que a partir de este miércoles se abrirán cinco nuevos vacunatorios para evitar las aglomeraciones. Además, se reasignarán el 25% de los turnos dados hacia esos lugares.

Desde este miércoles se sumarán también en La Boca, la sede de Oscoema (Obra Social de la Confederación de Obreros y Empleados Municipales), el Club Italiano, Ferrocarril Oesta y el Centro Islámico como centros de vacunación. “Se están reasignando el 25% de los turnos hacia estos centros. Ya se está llamando una a una a esas personas para informarles sobre el nuevo centro de vacunación que se les ha asignado”, informaron.

Lo ocurrido, dijo Semino, se da en un marco de escasez de vacunas. “Me parece que el problema de fondo es que hay muy poquitas vacunas, que se están priorizando indebidamente o mal utilizando”, planteó.

En ese contexto, manifestó que de los alrededor de “330 mil vacunados en Argentina, que tienen las dos dosis, hay solo 70 mil adultos mayores con una sola dosis”. “Cuando a su vez vemos un festival diario de vacunas indebidamente aplicadas a jóvenes funcionarios, amigos, militantes, etc”.

En esa línea, también cuestionó “la aparición de grupos llamados estratégicos o esenciales que van desplazando el grupo central de fragilidad y riesgo que hay en el mundo y obviamente en Argentina, que son los adultos mayores”. “Me parece que estos desbordes y esta ansiedad responden a que los adultos mayores percibimos muy claramente que de no estar vacunados en los próximos 60 días, 90 días a lo sumo, vamos a ser las víctimas de esta situación. Se está vacunando muy poco”, analizó el defensor de la tercera edad.

Para Semino, “sin lugar a dudas“ se debería haber vacunado a todos los adultos mayores antes de inmunizar a otros grupos considerados esenciales. “Lo que pasa es que acá se alteró no sólo lo que se prioriza y se señala en todo el mundo, que luego del personal de salud se vacunan los mayores, acá se hizo una gran mezcla y se incorporaron grupos que en realidad no tienen porque ser prioritarios, y no es por desconocer su significancia y su valor, pero creo que por ejemplo el riesgo de un docente joven no es comparable con ningún adulto mayor”, expresó.

En ese punto, recalcó que “la propia estadística argentina muestra que el 88% de los fallecidos son adultos mayores. No es que crea que hubo una estrategia incorrecta, hubo una estrategia en la que se suponía que iba a haber 20 millones de dosis de vacunas”, detalló.

Por último, Semino opinó que el gobierno tiene que dedicarse a hacer epidemiología”: “Epidemiología es saber que hay muy pocas vacunas y generar una estrategia, que es detectar dónde están los manchones de población de riesgo, la población más añosa, y focalizar la vacunación en esos lugares y no que sea por cantidad de habitantes, donde a veces pasa que llega lugares donde hay poca circulación del virus”, planteó.

A.G./


 

Dejenos su comentario