• 08-Mar-2021
  • ARTICULOS
FRACASÓ EL PLAN DE VACUNACIÓN

Dr. Eugenio Semino - Defensor de la Tercera Edad - Presidente de la Sociedad Iberoamericana de Gerontología y Geriatría

 

Las listas de vacunados VIP en Mar del Plata, vinculados a funcionarios de ANSES y PAMI ponen en evidencia el fracaso total del plan de vacunación en Argentina. Que se vacunen trabajadores y allegados de los organismos que deben estar al servicio de las personas mayores es el colmo de una situación que ya no puede tolerarse.

Luego de más de dos meses de iniciado el plan vemos que no hay sectores de la población de riesgo vacunados, que no hay vacunas suficientes y que tampoco hay perspectivas de obtenerlas antes de la llegada del frío. A eso hay que agregar el caos que se evidencia con cada nueva lista de vacunados VIP o con la decisión de aplicar las dosis a sectores que no pertenecen a los grupos de riesgo.

Hay quince millones de personas que pertenecen a los grupos de riesgo en Argentina, la mitad son personas mayores. Y a ninguno le llega la vacuna. El caos en el que se convirtió el plan de vacunación es funcional a la estrategia de la clase gobernante para repartir las pocas vacunas que hay entre sus amigos y allegados.

Tanto la Lic. María Fernanda Raverta como así también los funcionarios de ANSES que hayan permitido la vacunación de personas que no pertenecen a los grupos de riesgo deben presentar la renuncia de manera inmediata. Asímismo se debe proceder a la inmediata normalización del PAMI con el directorio tripartito establecido por la ley.

La sociedad en su conjunto debe exigir a las autoridades que se realice el plan de vacunación de acuerdo al orden de prioridades establecido inicialmente de acuerdo a criterios epidemiológicos internacionalmente aceptados. Si continúa el caos del amiguismo y el mercado de favores las vacunas nunca van a llegar a quienes verdaderamente las necesitan.


https://www.mendozapost.com/politica/vacunados-vip-funcionarios-sindicalistas-y-militantes-k-vacunados-en-mar-del-plata/

 

Dejenos su comentario