• 02-Mar-2020
  • ARTICULOS
Parásitos y la suspensión de la movilidad jubilatoria en el actual semestre

Artículo de Roberto Orden sobre la presentación ante el INADI por discriminación a la vejez y la película Parásitos, reciente ganadora del Oscar.

Vengo comentando en estos días la película "Parásitos",ganadora de cuatro premios Oscar recientemente, la que analiza algunos dramas sociales de Sur Corea,.

Al respecto quisiera recordar la frase de uno de sus protagonistas, que personifica a una persona muy poderosa en el ambiente social de la película, quien refiere, en varias oportunidades del film, que su nivel de tolerancia con el personal de servicio se acaba cuando "el otro pasa los límites".

Me quedé pensando en dicha expresión y luego me quedó muy claro, que la mayoría de los límites impuestos a nosotros (los mayores) tienen eficacia con la autoimposición que luego hacemos “nosotros” de ellos.

Probablemente un pensamiento crítico y liberador en un sentido humanístico tiene que ver con la posibilidad que nos demos Nos-Otros de ponerlos en cuestión y hasta trascenderlos en la búsqueda del reconocimiento de nuestros derechos.

Al respecto quiero ahora comentar, que el pasado jueves 27/2/20 junto con el amigo César Alvarez exfuncionario meritocrático del Pami a la fecha jubilado, presentamos una denuncia en el INADI por discriminación practicada con personas mayores a partir de la decisión de suspender la movilidad jubilatoria en el semestre en curso.

Ello se justifica en el carácter inconstitucional de la medida dado que la Carta Magna prohíbe medidas que conlleven regresividad o no progresividad sobre los derechos adquiridos, por la elección caprichosa de segmentar jubilados incluidos y excluidos según nivel de ingreso, sin considerar que la enorme mayoría está muy lejos de la canasta básica estimada semestralmente por la Defensoría del Pueblo de la Tercera Edad CABA.

También, por no reconocer, que este grupo poblacional tiene distintos niveles de vulnerabilidad frente a otros con mayores posibilidades económicas y sociales y por el impacto consecutivo tras los daños culturales y valóricos infringidos en el marco de la llamada violencia simbólica ejercida frente a este colectivo, que no se encuentra organizado adecuadamente ni en condiciones suficientes para defender sus derechos y tomando como testigo a toda la sociedad,.

Hacemos votos para que otros cros y cras puedan acercarse personalmente o por correo ante el INADI Central o sus delegaciones para hacer visible que la ampliación de los límites impuestos a nuestros derechos no sea una cuestión que dependa de la tolerancia o intolerancia de los otros sino de Nos-Otros.-


 

Dejenos su comentario