• 30-Nov-2020
  • ARTICULOS
Pensando la cosa | Jubilados sin júbilo

Charla de Eugenio Semino y Claudio Lozano

En diciembre de 2017, en pleno proceso de destrucción del poder adquisitivo e insinuaciones sobre una posible reforma laboral, se alteró la fórmula jubilatoria justo en el momento en que podía repercutir favorablemente en el haber de los jubilados. En este contexto de pandemia, la apoyatura del gobierno fue magra y ante una situación similar, es decir, la posibilidad para los jubilados de beneficiarse escasamente de una fórmula, el gobierno vuelve a modificarla. Por un lado, con tecnicismos se despolitiza una discusión central; por otro, colocando en el centro de la escena la discusión sobre una fórmula, se omite discutir el problema estructural: la relación entre jubilaciones y salarios, el fondo de garantías, el poder adquisitivo real de un jubilado que gana la mínima, etc.

Eugenio Semino y Claudio Lozano, dos trayectorias comprometidas con la defensa de los derechos de los jubilados y las jubiladas, despliegan el mapa del problema con sentido político, solidez ética e idoneidad técnica, en esta charla con Ariel Pennisi.

Algunos destacados de la charla:

Semino: “Discutir la fórmula en este estado de situación, cuando los haberes jubilatorios perdieron más de un 40% de su poder adquisitivo en los últimos tres años, es como discutir del sexo de los ángeles. Hay un tema previo que es ver como recomponer esos haberes. La canasta está cada vez más distante de lo que percibe la gran mayoría de los jubilados”.

Semino: “De los más de 37 mil fallecidos por Covid en Argentina, el 80% son adultos mayores. Y aquellos que lograron superar las contingencias de la patología aguda quedaron con una cantidad de comorbilidades que hay que atender para lo cual hace falta un recurso económico y un sistema de salud que hoy ya está muy estresado”.

Lozano: “La cuestión de fondo es que hay un sistema previsional que con el último aumento va a pagar $19.035 de mínima y está pagando un haber medio de $26.000 para una canasta, pobre, de un jubilado que no baja de $50.000 en octubre.

Esta realidad es la que habría que atacar primero y ahí hay dos grandes cuestiones: por un lado, un refuerzo inmediato de emergencia financiándolo con una restitución de las contribuciones patronales que se han venido reduciendo significativamente, acotadas sobre las grandes empresas que estarían en capacidad de pagarla y abandonando, de una vez y para siempre, el tema de que la política de promoción de empleo o de financiamiento empresario sea la reducción de la contribución patronal, que es lo que de alguna manera esta desfinanciando el sistema previsional”.

En segundo lugar, el contexto en que se suspenden las fórmulas repite la situación. Macri la suspende a finales de 2017, poco antes de ingresar en el acuerdo con el Fondo, en el momento en que por primera vez iba a producir un impacto importante en términos de recomposición del poder adquisitivo. Hoy, las razones de contexto para suspender la fórmula son las mismas”.

Claudio Lozano: “La fórmula que se está planteando tiene un objetivo, es que ningún aumento supere el aumento de la evolución de la recaudación, no importa lo que pase con el haber, lo que importa es que no desequilibre las cuentas públicas.”


https://canalabierto.com.ar/2020/11/30/jubilados-without-jubilo/

 

Dejenos su comentario