• 11-Nov-2020
  • ARTICULOS
Qué opinaron Eugenio Semino y Mirta Tundis sobre la nueva fórmula de movilidad

Infobae

La reacción de ambos ante la propuesta del Gobierno, que contempla dos aumentos anuales en base a la variación de los salarios y la recaudación, pero sin tomar en cuenta a la inflación

 

Esta semana, el Gobierno adelantó cómo será la nueva fórmula de movilidad que enviará al Congreso y con la que pretende ajustar las jubilaciones y pensiones a partir de 2021. La fórmula contempla dos aumentos anuales (en marzo y septiembre), está compuesta un 50% por la variación de los salarios y un 50% por la recaudación, pero no toma en cuenta la inflación, lo que generó críticas desde la oposición y entre los referentes de los jubilados.

 

El defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, recordó que, durante la campaña electoral, el actual presidente Alberto Fernández había propuesto aumentar un 20% las jubilaciones luego de asumir. “El Presidente, de candidato, habló de un aumento del 20% con la venta de las Leliq. Ni se vendieron las Leliq ni hubo aumento. Eso no existió”, señaló en diálogo con Infobae.

 

“En el debate en la comisión se hablaba de una fórmula con cuestiones técnicas como si fuéramos Suiza. Nadie planteó que la gente no puede comer hoy” (Semino)

 

“Creo que el debate tiene que ser sobre lo que es hoy el haber de un jubilado. Actualmente, 4 millones de jubilados cobran $18.000 por mes y el resto, 2 millones, ganan un promedio de $26.000. Eso los deja fuera de una vida digna. Estamos hablando de un año donde el 80% de los fallecidos por COVID-19 fueron adultos mayores y donde los hijos no pueden ayudar a sus padres por la caída de sus ingresos”, explicó Semino.

 

“Los $18.000 mensuales no son ni el 80% de la canasta básica que tiene que afrontar un jubilado, que ronda los $49.000 mensuales, si se tienen en cuenta los gastos de vivienda”, detalló.

 

Además, criticó que luego de 16 reuniones de la Comisión Mixta de Movilidad Jubilatoria, integrada por legisladores de ambas cámaras del Congreso y funcionarios, se haya ratificado una fórmula que ya existía, sin ningún pensamiento nuevo.

 

La fórmula presentada por el Gobierno es similar a la que se aplicó en 2008, durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Ese esquema fue reemplazado en 2017, durante la gestión de Mauricio Macri, por otra fórmula de movilidad que incorporaba un 70% de inflación y un 30% de evolución de los salarios, con ajustes trimestrales. En diciembre de 2019, la movilidad fue suspendida y durante 2020 se aplicaron subas por decreto y algunos bonos para las jubilaciones más bajas.

 

“Es la misma fórmula vieja, pero degradada porque se toma un solo índice para medir los salarios, la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte). Hay una mirada naif de la política. En el debate en la comisión se hablaba de una fórmula con cuestiones técnicas como si fuéramos Suiza. Nadie planteó que la gente no puede comer hoy”, apuntó Semino. Y recordó que con la fórmula usada entre 2008 y 2017, las jubilaciones perdieron frente a la inflación en 2012 y 2015. Y con la fórmula actual, que fue suspendida, perdieron en 2018 y 2019. “No hay fórmula que resista una inflación alta”.

 

“La fórmula apareció un día antes de la llegada de la misión del FMI, a las 10 de la noche. Fue para mostrar que están haciendo los deberes. Pero no lo dicen”, opinó el defensor de la Tercera Edad. Sobre las versiones de que en diciembre se otorgará un aumento del 6% a las jubilaciones, Semino remarcó que eso solo representa unos $1.000 mensuales para los haberes más bajos.

 

En tanto, otra de las referentes del sector de los jubilados y la tercera edad, la diputada Mirta Tundis, defendió la nueva fórmula, similar a la de 2008. Y recordó que en 2017 estuvo en desacuerdo con la aprobación de la nueva forma de movilidad. “En ese momento planteé que no era beneficiosa para los jubilados. Se hablaba de aumentos en base a la inflación, pero para el aumento a los jubilados se tomaban los datos anteriores y venían corriendo detrás de la inflación", dijo en declaraciones a Radio Con Vos.

 

En tanto, aseguró que con la fórmula basada en recaudación y salarios, los aumentos de los jubilados superaron a la inflación, salvo algunos semestres. “En total, le ganaron 25,8% a la inflación, mientras que cuando se suspendió la fórmula de Macri, los jubilados habían perdido un 19,5%”, recordó.

 

Sin embargo, la diputada señaló que no estuvo de acuerdo que luego de la suspensión de la fórmula de movilidad, a fines de 2019, no se aplicará el mismo porcentaje de aumento a todas las jubilaciones. “Fue un aumento superador para los haberes mínimos, pero no estoy de acuerdo con lo que se hizo con el resto de los jubilados, eso lo dije. Estamos dentro de una coalición donde cada uno tiene su pensamiento”, aclaró.

 

Si bien defendió la nueva fórmula que propone el Gobierno, advirtió que el problema es la alta inflación. “La proyección del Gobierno es que tiene que bajar la inflación. Si no baja, ninguna fórmula es efectiva ni sustentable”, dijo. Y remarcó que las proyecciones oficiales muestran un aumento de la recaudación en 2021, lo que generaría un aumento del 32% para los jubilados, contra un 30,9% que tendrían si se mantiene la fórmula anterior.

 

Por su parte, la abogada previsionalista Andrea Falcone advirtió que la clave de la nueva fórmula es que se introduce la variable recaudación para pagar menos. “Si la fórmula es mitad variación de salarios y mitad recaudación, es con el único objetivo de reducir los aumentos. En particular luego de la pandemia, que nos deja con menos empleo y una fuerte reducción en el pago de aportes y contribuciones. Los trabajadores recibirán los incrementos de paritarias, los jubilados la mitad de eso y el resto supeditado a la suerte recaudatoria del Estado”, opinó.


 

Dejenos su comentario