• 27-Jul-2020
  • ARTICULOS
Sociedad dato-infantil

Por Juan Sultani

“Nadie vio a los muertos de Irak en su pantalla”

 

Pedro Aznar

Si son números no son muertos, mucho menos lo debo ser yo. Ésa debe ser la lógica que sigue una porción de nuestra sociedad, no para rebelarse frente al Estado, sino para perjudicarse a sí misma y a sus íntimos.

En nombre del “yo hago lo que quiera, nadie me dice lo que tengo que hacer”, casi como un niño de 4 años que pide a gritos un límite. De la misma manera, como sociedad nos encontraremos de pronto bajo la "penitencia" de los datos. No seremos, para ese entonces, más que infinitos datos. Ya ni siquiera el sueño neoliberal de ser individuos desligados de cualquier responsabilidad social.

El Estado asociado y cooptado a las grandes corporaciones tecnológicas nos hará datos y se lavará las manos. Y como dijo la abuela de la serie Years and years, “será por culpa nuestra”.

Ella lo ejemplifica, en esa distopía realista, con nuestra inacción frente al empleado de supermercado convertido en una máquina registradora de “QRs” a la que ni siquiera nos preocupamos por darle un ingreso ciudadano o reclamar por un impuesto a los robots. Nos pareció más fácil, claro, al fin y al cabo somos unos Homeros obesos y sin épica haciendo teletrabajo desde la comodidad de nuestro sillón y el sueldo a fin de mes.

Nuestro sueño es poder no mover un dedo por el otro, ni siquiera para dejar de comer un asado con papá o mamá y quedarnos en casa, mientras hay cien muertos por día y las camas se saturan, con un Estado deficitario en Salud y saturado de Policía en todas sus variantes.

Los números son eso, son números, jamás serán tu mamá o tu papá, ni mucho menos esa abuela olvidada e improductiva en un geriátrico a la espera del virus o el budín prometido de algún familiar.

Ya no importa, claro está, universalizar nuestros actos porque somos Datos y los datos no actúan, son sólo eso: Datos.

Es imprudente pedirle a un Dato que piense.

Porque si pensara, ya no necesitaría inmensos softwares de Big Data para soportarse y administrarse.


 

Dejenos su comentario