• 31-Mar-2021
  • CANASTA
CANASTA BÁSICA DE LOS MAYORES ABRIL  2021

En esta medición de la Canasta de los Mayores confirmamos la continuidad e intensificación de las variaciones que hemos observado de forma semestral durante los últimos 11 años, siendo esta la medición n° 25, efectuada consecutivamente desde la Defensoría de la Tercera Edad.

En este período el valor de la Canasta Básica de los Jubilados es de $ 64.039 al 1 de Abril de 2021.

La Canasta Básica del Jubilado se mide dos meses por año, desde hace más una década. En virtud del desmedido aumento inflacionario que se observa en nuestro país, en los años de mayor inflación se han realizado mediciones extra como en el 2014, 2016 y 2018.

En el mes de abril la medición total alcanza los $60.364 (sesenta mil trescientos sesenta y cuatro pesos).

Los rubros que se consideran son alimentos, productos de higiene y limpieza, medicación e insumos de farmacia, impuestos y servicios, transporte, vestimenta, gastos de vivienda y recreación.

Este monto continúa denotando un desfasaje con los haberes de alrededor de 4.500.000 jubilados y pensionados que perciben una remuneración mínima de $ 20500, con un bono no remunerativo de los que perciben hasta $30800 de $1500 que recibirán en el mes de abril y mayo. Se evidencia claramente que esta gran proporción de Mayores apenas alcanzan a cubrir un 30% de las Necesidades Básicas que deberían garantizar su vida digna.

Sin olvidar que las Pensiones No Contributivas (por discapacidad) y la Pensión Universal para Adultos Mayores están en un rango del 70 – 80% menos de la jubilación mínima, $16467 y $ 14400 respectivamente, que perciben aproximadamente 1.500.000 de personas. Y, que alrededor de 2.000.000 de jubilados perciben haberes medios cercanos a los $40000.

Resumiendo, vivenciamos que hay más de un 80% de mayores sin poder cubrir sus Necesidades Básicas. Inclusive, en aquellos casos en los cuales se perciben 2 haberes (jubilación y pensión) estarían sólo aproximándose a los valores de esta Canasta.

Por todo lo expuesto, seguimos reclamando que las jubilaciones y pensiones mínimas sean, por lo menos, acordes a la Canasta Básica del Jubilado.

Exigimos un ajuste de emergencia acorde a la Canasta calculada por esta Defensoría de la Tercera Edad, teniendo en cuenta que desde hace un año este sector es el más vulnerable a los efectos del COVID 19, ya que el 83% de los más de 55000 fallecidos pertenecen a esta franja etaria; y que los cientos de miles que cursaron la enfermedad hoy no son asistidos en los controles de salud post patología aguda, ni en rehabilitación, por parte de las obras sociales, de PAMI ni de las prepagas. Sumado al hecho de que las familias, en aquellos casos que las tuvieren, que podían ayudarlos económicamente previo al ASPO, hoy han perdido ingresos, siendo el primer desplazado en la ayuda económica y socio sanitaria, el Adulto Mayor.

A todo esto debe agregarse que el Estado incumplió sus reiteradas promesas de vacunación con el sector, ya que sólo el 12% de los Mayores han recibido una dosis de la vacuna, teniendo que seguir confinados sin poder realizar actividades laborales que puedan completar sus ingresos, como lo venían haciendo previo a la pandemia, para subsistir.

Nos ponemos a disposición del Ministro de Economía, de la Ministra de Salud, o del funcionario que designe el Poder Ejecutivo, para debatir este pedido públicamente, ya que los jubilados no necesitan una dádiva, sino que se reconozcan efectiva y no discursivamente, sus derechos.

Dr. Eugenio Semino

Defensor del Pueblo de la Tercera Edad

 

Se puede descargar el documento completo en PDF aquí abajo:


Ver/Descargar Archivo

 

Dejenos su comentario